Infusiones para el hígado graso

El hígado graso o esteatosis hepática, es un término que describe la acumulación de grasa en el hígado.

Es normal tener algo de grasa en este órgano pero demasiado puede convertirse en un problema de salud. Para evitarlo o corregirlo, deben crearse ciertos hábitos en la alimentación y en el estilo de vida que llevamos. Por eso en InfusionessPara.com te traemos una lista de las mejores infusiones para el hígado graso.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL HÍGADO GRASO?

Generalmente el hígado graso no tiene síntomas asociados. Se puede experimentar fatiga o malestar abdominal. Su hígado puede agrandarse ligeramente, lo que ayudaría a su médico a detectarlo durante un examen físico.

Sin embargo el hígado graso puede causar inflamación y si esto ocurre, pueden presentarse síntomas como:

  • Perdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Dolor abdominal
  • Debilidad física
  • Fatiga
  • Confusión.

Si el hígado graso progresa a cirrosis e insuficiencia hepática, los síntomas pueden ser:

  • Se agranda el abdomen y se llena de líquido
  • Ictericia de la piel y coloración amarillenta de los ojos
  • Confusión
  • Tendencia a sangrar más fácilmente.

REMEDIOS NATURALES PARA TRATAR EL HÍGADO GRASO

Actualmente, no existe un tratamiento efectivo para este problema. Sin embargo, es una afección reversible y generalmente se puede tratar con cambios simples en el estilo de vida, cambios en la dieta y remedios caseros fáciles de seguir.

VINAGRE DE SIDRA DE MANZANA

Este eficaz remedio natural, nos ayudará a eliminar la grasa acumulada dentro y alrededor del hígado, además es ideal para promover la pérdida de peso.

También estimula el funcionamiento del hígado y reduce su inflamación.

Para tomarlo es bien sencillo, prepara un vaso de agua tibia, agrégale 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana y si no acaba de convencerte el sabor, opcionalmente le puedes poner un poco de miel. Tómalo 2 veces al día, antes de las comidas y sigue este efectivo remedio durante unos meses, verás como tu higado lo agradece.

LIMÓN

El limón es uno delos mejores remedios para ayudar al hígado con la desintoxicación gracias a que contiene altas cantidades de un potente antioxidante que ayuda al hígado a producir enzimas de glutatión, las cuales son capaces de neutralizar las toxinas.

Además, gracias a algunos estudios se descubrió que los limones contienen un compuesto llamado naringenina que ayuda a aliviar la inflamación del hígado.

Para prepararlo, exprime el jugo de medio limón en un vaso de agua. Tómalo 2 o 3 veces al día durante varias semanas. Si te resulta más cómodo, agrega 2 o 3 limones picados en una jarra de agua y bebe este agua durante el día cuando te apetezca o tengas sed.

CÚRCUMA

La cúrcuma contiene muchos antioxidantes que ayudarán a nuestro cuerpo a digerir la grasa y de esta forma no se acumulen en el hígado. Tambíen es estupendo para el proceso de desintoxicación del hígado.

En un vaso de agua mezcla 1/4 de chucharada de cúrcuma  y hiervelo. Tómalo dos veces al día durante un par de semanas.

También se puede mezclar media cucharada pequeña de cúrcuma en un vaso de leche tibia y beberlo una vez al día.

Si lo prefieres, puedes encontrar suplementos de cúrcuma en varios formatos, pero habla con tu médico para saber la dosis adecuada.

LAS MEJORES INFUSIONES PARA EL HÍGADO GRADO

Dentro de los remedios naturales, no podían faltar las infusiones así que aquí te dejo las que mejor van a funcionar para ayudarte con este problema.

CARDO MARIANO

Infusión de cardo mariano

El componente principal de esta hierba es la silimarina, que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Es la mejor infusión para proteger el hígado, desintoxicarlo y repararlo.

Los usos tradicionales del té de la planta de cardo mariano incluyen trastornos hépaticos como la cirrosis y la hepatitis crónica, así como trastornos de la vesícula biliar. También se utiliza para tratar los niveles altos de colesterol, diabetes de tipo 2, intoxicación por hongos, cirrosis y algunos tipos de cáncer. Además se utiliza para proteger los riñones, tratar los desórdenes inflamatorios del intestino, la psoriasis y por supuesto para el hígado graso.

Toma una taza después de cada comida principal para ayudar a tu higado y sacarle el máximo beneficio a esta planta.

INFUSIÓN DE CÚRCUMA

Infusión de Cúrcuma

La cúrcuma se ha usado durante mucho tiempo como tratamiento para la ictericia, la vesícula biliar y las afecciones hepáticas. Se ha demostrado que la cúrcuma actúa como un colagogo, estimula la producción de bilis y estimula la descomposición de las grasas al tiempo que reduce la inflamación.

INFUSIÓN DE DIENTE DE LEÓN

Infusión diente de leon

Los estudios han demostrado que el tratamiento con raíz y hoja de diente de león ha tenido un impacto significativo en las actividades de las enzimas antioxidantes y los perfiles de lípidos, lo que demuestra que el diente de león ayuda al hígado a descomponer las grasas. El diente de león también protege contra el estrés oxidativo relacionado con el daño hepático. Prepárate una taza después de las comidas y disfruta de esta infusión y sus grandes beneficios.

INFUSIÓN DE ACHICORIA

Infusión de achicoria

Las plantas de achicoria contienen varios compuestos que le dan importantes propiedades de eliminación de radicales libres, que protegen al hígado del daño causado por el estrés oxidativo. La achicoria ofrece protección hepática a través de una mayor actividad de antioxidantes enzimáticos y no enzimáticos. Tiene un sabor profundo y rico comparable al café.

INFUSIÓN DE HINOJO

Infusión de Hinojo

Un antiespasmódico, diurético, antiinflamatorio y analgésico, el hinojo se puede usar de varias maneras, incluso como cataplasma para mordeduras de serpiente ¡e incluso se ha usado para eliminar venenos del cuerpo! El hinojo hace una maravillosa mezcla desintoxicante cuando lo tomamos en una taza de té, facilita la digestión y se usa comúnmente para aliviar el espasmo cólico en los bebés.

Deja un comentario